Homilía de la semana

MIÉRCOLES DE CENIZA

¿Por qué estamos aquí?

-¿Por qué estamos aquí hoy, en esta celebración?

-En el fondo, por algo muy bonito y muy grande: 

-Queremos ser fieles a Dios, queremos ser personas muy íntegras.

-Y nos damos cuenta de que no lo somos del todo, nos falta mucho…

= Queremos convertirnos al Señor y a su Evangelio.

  Y para ello anhelamos un tiempo de hondura, reflexión, pararnos…

Hemos sentido la llamada a la conversión

Es llamada que se nos recordará mucho en estos 40 días de Cuaresma.

Hemos sentido llamada a la conversión, a superarnos, a ser mejores, a ser más   

fieles, a crecer en amistad con el Señor y con los hermanos.

1ª lectura:

“Convertíos”: -del latín convertere: convertir, cambiar de vida.

    -del griego epistrefo: volver, regresar.

    -del hebreo shûb: volver al inicio, retornar…

= Conversión: volver al inicio.

    En los profetas: -restablecimiento de un estado bueno original.

-retorno para un comenzar de nuevo.

-nueva puesta en vigor de la alianza.

Lo original: hemos salido de la mano de Dios, somos

-criaturas de Dios (a su imagen y semejanza nos creó)

-transformadores del mundo (labrar el jardín)

-con igualdad esencial entre todos (hombre y mujer)

-Y todo lo hizo Dios bueno, todo lo hizo bien.

Convertirse: -volver a ese estado original de buena relación hombre-Dios

-volver al compromiso de la alianza, compromiso de amor.

-“A mí”, dice Dios: -Dios nos ha hecho su propiedad personal.

  -No somos seres anónimos, nos ha mirado personalmente.

  = Volvamos al Señor, él es el centro. No a los “dioses”.

-“De todo corazón”: -no en lo externo, no guardándonos nada, no “atados”…

      -Con el corazón entero, como Abrahán da a Dios su hijo…

-Personalmente, como pueblo, como asamblea… todos… Cada uno.

Y da la razón: porque el Señor es santo, compasivo, misericordioso.

-En lo lícito también, purificación: -de todo lo innecesario…

      -lista de cosas que te atan… privan…

¿Difícil esto? ¡No tanto! Es “dejarse trabajar, dejarse labrar”

2ª lectura, Pablo: -Que os reconciliéis con Dios: en realidad equivale a “dejaos 

    (2Cor 5,20ss) reconciliar” porque Él toma la iniciativa: te creó, te llamó…

          -No echar en saco roto la gracia de Dios:

Gratis la da Él, prepara tú la tierra.

        -Ahora es tiempo de gracia, tiempo de salvación…

Ahora abrir corazón, mente, ojos…

Y así el mensaje del papa Francisco este año 2020 lo centra él con estas palabras de Pablo: “En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios”.

  • Esa reconciliación es la conversión.
  • Y Francisco nos dice en su mensaje: El fundamento de esa conversión brota de mirar, contemplar y vivir el Misterio Pascual, el misterio de la muerte y resurrección de Jesús … 

Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia, contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer…

Unos medios para conversión, los de siempre que propone el evangelio:

Limosna, oración, ayuno.

-Cuando hagas limosna: compartir… acrecentemos en esto… Cáritas…

“Compartir hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo 

  de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo” (Mensaje).

-Cuando recéis: oración… más dedicación… Evangelio, Via Crucis, …

Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo… La oración es corresponder 

  al amor de Dios que nos precede y sostiene” (Mensaje).

-Cuando ayunéis: -gasto menos en mí, puedo aportar a los demás…

-¿Y de cuántas cosas he de ayunar?

Ayunar de las muchas formas de mentira: la charlatanería, el chismorreo, las falsas 

verdades, la curiosidad vacía y superficial, la calumnia… ¡Cuidado con la lengua!

Limosna, oración, ayuno.

Y con un estilo, dice el evangelio: –no para ser vistos,

          -sino para Dios.

En ello estamos.
Y vamos a vivir con entrega, ilusión y gozo la Cuaresma 2020.
Nos preparamos para la Pascua:
Debemos volver continuamente al Misterio Pascual, al Misterio de la
muerte y resurrección de Jesús (Mensaje de Francisco).

Antonio Aguilera

Homilías anteriores

CUARESMA, DOMINGO 5º – A

CUARESMA, DOMINGO 5º – A

Al árbol le son imprescindibles sus raíces Siendo joven, diácono, viví este diálogo con un abuelo, un hombre de campo, de Almáchar:  -“¿Ha visto árboles

Leer Más >>
CUARESMA, DOMINGO 2º – A

CUARESMA, DOMINGO 2º – A

1. Introducción Nos paramos, hermanos, unos breves minutos a profundizar y gozar los textos bíblicos que acabamos de escuchar. Y nos paramos, además, a conectarlos,

Leer Más >>

Últimas Publicaciones

Danos tu vida

Danos tu vida

“Lazaro, nuestro amigo, está dormido; voy a despertarlo”. Son las palabras de Jesús en este domingo de hoy, que hacen que nuestro corazón de un

Leer Más >>

San Guillermo Tempier

Se cree que nació en Poitiers (Francia) pues en esta ciudad fue canónigo regular. Su celo, firmeza y amor a la Iglesia le impulsó a

Leer Más >>

Juan 11, 1-45

En aquel tiempo, las hermanas de Lázaro le mandaron recado a Jesús, diciendo: «Señor, el que tú amas está enfermo». Jesús, al oírlo, dijo: «Esta

Leer Más >>
CUARESMA, DOMINGO 5º – A

CUARESMA, DOMINGO 5º – A

Al árbol le son imprescindibles sus raíces Siendo joven, diácono, viví este diálogo con un abuelo, un hombre de campo, de Almáchar:  -“¿Ha visto árboles

Leer Más >>

Juan 7, 40-53

En aquel tiempo, algunos de entre la gente, que habían oído los discursos de Jesús, decían: «Este es de verdad el profeta». Otros decían: «Este

Leer Más >>