Santoral

San Francisco Javier

San Francisco Javier

Memoria de san Francisco Javier, presbítero de la Compañía de Jesús, evangelizador de la India, el cual, nacido en Navarra, fue uno de los primeros compañeros de san Ignacio que, movido por el ardor de dilatar el Evangelio, anunció diligentemente a Cristo a innumerables pueblos en la India, en las Molucas y otras islas, y después en el Japón, convirtiendo a muchos a la fe. Murió en la isla de San Xon, en China, consumido por la enfermedad y los trabajos († 1552).

Otros santos del día:

• Conmemoración de san Sofonías, profeta, que, en los días de Josías, rey de Judá, anunció la ruina de los impíos en el día de la ira del Señor y robusteció con la esperanza de la salvación a los pobres y menesterosos.

• En Tánger, en Mauritania, san Casiano, mártir († hacia el año 300).

• En Winchester, en Inglaterra, sepultura de san Birino, el cual, enviado a Gran Bretaña por el papa Honorio, tuvo su primera sede en Dorchester y difundió con empeño el anuncio de la salvación entre los sajones occidentales († hacia el año 650).

• En Chur (Coira), ciudad de Recia, entre los helvecios (hoy Suiza), san Lucio, eremita († s. VI-VII).

• En Londres, en Inglaterra, beato Eduardo Coleman, mártir, que, por haber abrazado la fe católica, fue acusado falsamente de conjuración contra el rey Carlos II, siendo ahorcado en Tyburn y, aún con vida, descuartizado († 1678).

• En Trento, en la región del Véneto, en Italia, beato Juan Nepomuceno de Tschiderer, obispo, el cual administró aquella Iglesia con el ardor evangélico de la fe, pero con comprensión y, en tiempo de aflicción, dio a su grey un admirable testimonio de amor († 1860).

• En Paracuellos del Jarama, cerca de Madrid, en España, beatos Francisco Fernández Escosura y Manuel Santiago Santiago, religiosos de la Orden de Predicadores y mártires, que, durante la persecución religiosa, fueron muertos por odio a la fe cristiana († 1936).

• En Linares, en la provincia de Jaén, en Andalucía, en España, beato Manuel Lozano Garrido (Lolo), un fiel laico, que supo irradiar con su ejemplo y escritos el amor de Dios y la grandeza de alma, incluso entre las molestias que lo tuvieron sujeto a una silla de ruedas durante casi veintiocho años y al final de la vida también perdió la vista, pero logró seguir ganando los corazones hacia Cristo con alegría serena e inquebrantable. († 1971).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on google
Share on email

Días anteriores

Memoria de san Ambrosio, obispo de Milán y doctor de la Iglesia, que descansó en el Señor el día cuatro de abril, que en aquel

Leer más

San Nicolás, obispo de Mira, en Licia, hoy en Turquía, famoso por su santidad y por su intercesión ante el trono de la divina gracia

Leer más

Cerca de Jerusalén, san Sabas, abad, que, nacido en Capadocia, se retiró al desierto de Judea, en donde fundó un nuevo estilo de vida eremítica

Leer más

San Juan Damasceno, presbítero y doctor de la Iglesia, célebre por su santidad y por su doctrina, que luchó valerosamente de palabra y por escrito

Leer más