Homilía de la semana

EPIFANÍA – 2020

EPIFANÍA

Relato que estimula la fantasía

Dice Benedicto XVI en su libro La infancia de Jesús, pg 95ss: “Difícilmente habrá otro relato bíblico que haya estimulado tanto la fantasía, pero también la investigación y la reflexión, como la historia de los “Magos” venidos de “Oriente”, una narración que el evangelista Mateo pone inmediata-mente después de haber hablado del nacimiento de Jesús: Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces unos Magos (astrólogos) de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: ¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella y venimos a adorarlo” (Mt 2,1ss).

En el relato de Mateo se habla de un nivel universal (los Magos, Oriente  y la estrella) y de un nivel local (Herodes, Belén, el niño).

Aquí hay un interés del evangelista 

  • por presentar a ese niño pequeño, nacido en Belén en un tiempo concreto, presentarlo –digo- a la gente del entorno, a los de cerca…
  • y por hacernos ver que los hombres del mundo entero buscan y anhelan encontrar a ese niño para arrodillarse ante él y adorarlo.

Es un relato de epifanía, un mensaje de epifanía: así se llama la fiesta que hoy celebramos, la fiesta de la Epifanía del Señor.

La palabra epifanía –lo sabemos todos- significa manifestación.

En este caso, en la fiesta de hoy, sería la manifestación del Niño, la manifestación de Dios hecho hombre, encarnado en niño, a todos los pueblos y  todas las gentes (representados en los Magos).

Dios se ha hecho hombre, en debilidad de niño, y se manifestó a los pastores (Navidad); se hizo hombre y fue acogido en familia (Sagrada Familia); y se manifiesta ya a todos los pueblos (Epifanía, el relato de hoy).

Manifestación universal de Dios 

Manifestación de Dios para todos: Los gentiles son coherederos de la gracia, partícipes de la misma promesa de salvación (Ef 3,6: 2ª lectura). Dios en Cristo que se manifiesta a aquellos cercanos y humildes pastores, a todos nosotros y a aquellos hombres que buscaban el camino de la verdad y del bien, que se dejaban guiar por la estrella que anunciaba una luz especial.

Ante Dios que se manifiesta, estamos llamados al menos a:

-agradecimiento, 

-caer de rodillas = humildad,

-y compromiso: se me manifiesta para una misión: Dios me hace 

ver una estrella para que yo sea buena estrella para los demás.

Ante la manifestación de Dios, que se dio y se está dando, tres posturas

1) Magos: -Tradición del s. II: son tres: por los regalos de que se habla…

-S. IV: Reyes: por salmo 72. Y por Is 60, 1-6: Caminarán los 

 pueblos a tu luz y los reyes al resplandor de tu aurora.

-Cierto: hombres en búsqueda, hombres de esperanza, hombres que se preguntan…

-Hombres que se admiran ante los signos de la vida y se ponen en camino…

-Personas capaces de dejar su estabilidad e ir a donde Dios los guía.

2) Herodes: -Herodes el Grande: había usurpado el trono, es tirano, miedoso… 

Ante la pregunta de los Magos: Se sobresaltó…

-Es astuto, y sabe engañar: Llamó en secreto… Id y averiguad… 

  Avisadme para ir yo…

-Siempre hay en la vida quien usurpa, tiraniza, miente…

Quien trafica con los demás: tráfico de personas, armas, drogas…

3) María y el Niño: -Era lo que buscaban los hombres de buena fe… los que se 

    dejaban guiar por la estrella del cielo…

  -El Niño era el buscado, pequeño: Dios pequeño signo en la 

    vida de cada día… ¡Estemos muy atentos!

  -Y hagamos el camino interior que debieron hacer los 

    Magos: Dios es el rey, pero de otra forma…, sintieron…

Y en toda la escena, la estrella: Dios siempre guiando, siempre portando gozo y alegría… aunque por otro camino… Estrella también en tiempos oscuros.

¿Y a nosotros?

  • Dios se ha manifestado en la historia de la salvación… Es epifanía…
  • Dios se ha manifestado a cada uno de nosotros: en seres queridos, en los padres, en los hijos, en el cónyuge, en los vecinos, en los compañeros de trabajo… 

En tantos desconocidos: Venid… porque tuve hambre y… (Mt 25).

  • Valorándonos siempre: La gracia de Dios se me ha dado (2ª lec).

¿Y nosotros para los demás?

  • Dios se manifestó, continúa manifestándose, se me ha manifestado a mí…

¿Cómo soy yo manifestación de Dios para los demás?

  • Dios se me ha regalado…

¿Qué regalo de Dios soy yo para los demás? ¿Cómo puedo serlo?

  • ¿Qué buena estrella puedo ser yo ese año para los demás?

Antonio Aguilera

Homilías anteriores

MIÉRCOLES DE CENIZA

MIÉRCOLES DE CENIZA

¿Por qué estamos aquí? -¿Por qué estamos aquí hoy, en esta celebración? -En el fondo, por algo muy bonito y muy grande:  -Queremos ser fieles

Leer Más >>
DOMINGO VII – T.O. – A

DOMINGO VII – T.O. – A

Bautizados, pero ¿todavía vivimos en la ley del Talión? Todos nosotros somos cristianos que un día nos bautizaron, con buenísima intención y deseo; luego se preocuparon

Leer Más >>
DOMINGO VI – T.O. – A

DOMINGO VI – T.O. – A

“Saber vivir”, “Calidad de vida” Probablemente muchos de vosotros hayáis visto un programa de la tele que se llama “Saber vivir”, domingos a las 12.

Leer Más >>

Últimas Publicaciones

MIÉRCOLES DE CENIZA

MIÉRCOLES DE CENIZA

¿Por qué estamos aquí? -¿Por qué estamos aquí hoy, en esta celebración? -En el fondo, por algo muy bonito y muy grande:  -Queremos ser fieles

Leer Más >>

Santa Paula Montal

Nació en Arenys de Mar (Barcelona), en 1799, en el seno de una sencilla familia de artesanos, numerosa y muy cristiana. Sus padres eran viudos

Leer Más >>

Mateo 6, 1-6.16-18

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo

Leer Más >>

Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a

Leer Más >>